Tarta de chocolate blanco y compota de cerezas

Tarta de chocolate blanco y compota de cerezas

Tarta de chocolate blanco y compota de cerezas

La “Tarta de chocolate blanco y compota de cerezas” es fácil, rápida y no tenemos que encender el horno algo que se agradece mucho con estos calores.

Resulta fresquita, nada empalagosa y tiene un delicioso sabor a chocolate blanco que resulta irresistible.

Sin embargo, lo que me parece la bomba es la compota de cerezas, tan untuosa y gelatinosa le queda soberbia a esta tarta.

Si os fijáis, le he puesto una pizca de maicena para espesarla un poco y conseguir la consistencia justa para que actúe de cobertura sin derramarse. Sin embargo, en el momento del corte un maravilloso rojo intenso baña los laterales del trozo en el instante pre-mágico que precede al de la degustación y nos anticipa lo que nos espera.

Esta tarta está especialmente dedicada a ti que no sabes mucho de cocina, que nunca te has atrevido con la repostería y que le tienes más miedo al horno que a un nublado, pues mentalízate, PUEDES HACER ESTA TARTA y dejar a todo el mundo con la boca abierta. Te aconsejo que la hagas el día anterior por la noche, así le darás toda la noche para que se cuaje a gusto y esté bien fría en el momento de desmoldar.

¿Eres un/a cocinero/a principiante y eso del molde y desmolde te da pánico? Haz esta misma receta en vasitos, te ahorrarás ese paso y ya no tendrás problemas a la hora de servir.

Realmente lo que lleva tiempo de esta tarta no es el ratito de hacerla, es el tiempo de reposo en nevera para que cuaje la mezcla.

Receta de Tarta de chocolate blanco y compota de cerezas

Ingredientes

Base

  • 200gr. galletas + 75gr. mantequilla

Relleno

  • 600gr. de nata 35% materia grasa (crema de leche)
  • 100gr. chocolate blanco para postres
  • 300gr. queso crema
  • 100gr. azúcar
  • 5 hojas de gelatina neutra

Jalea de cerezas

  • 260gr. de cerezas deshuesadas y algunas más con hueso para decorar
  • 60ml. de zumo limón
  • 80gr. azúcar
  • 13gr. maicena + 1 cucharada de agua

Paso a Paso

Base de galletas

  • Tritura las galletas y mézclalas con la mantequilla diluida o en pomada, forra con papel vegetal el molde y cubre el fondo. Puedes triturarlas en robot o introducirlas en una bolsa de congelación y pasar por encima un rodillo de amasar hasta que estén desechas. Refrigera hasta el momento de rellenar.

Relleno

  • Pon la nata en una olla a hervir con el azúcar.
  • Cuando alcance el punto de ebullición, apaga el fuego y añade el chocolate blanco, deja reposar un minuto y revuelve con unas varillas.
  • Vuelve a poner en el fuego, añade el queso crema, mezcla con unas varillas hasta que se integre y forme una crema. (si fuese necesario mete el brazo de la batidora y tritura)
  • Cuando alcance el punto de ebullición, añade las hojas de gelatina escurridas (antes hay que ponerlas en remojo unos 5 minutos en agua fría), revuelve hasta que vuelva a hervir, aparta la olla del fuego, continúa removiendo, VUELVE a ponerla en el fuego y cuando alcance por segunda vez el hervor, apaga el fuego, estará lista.
  • Recupera del frigorífico el molde con la base de galletas y vierte la mezcla del relleno sobre ella, vertiéndola sobre una cuchara para conseguir el efecto lluvia sobre toda la superficie de la base y que no se haga un agujero al soportar la galleta el chorro líquido cayendo con sobre un mismo punto.
  • Introduce en la nevera nuevamente durante más o menos 2 horas o hasta que haya cuajado perfectamente. Lo notaremos al presionar levemente con el dedo sobre la superficie y comprobar que está sólida.

Compota de Cerezas

  • Deshuesa las cerezas y ponlas en un caso al fuego (medio) con el azúcar y el zumo de limón.
  • Cuando alcance el punto de hervor, baja el fuego y deja cocer a fuego bajo unos 30-35 minutos.
  • Cuando veas que se ha formado una compota y las cerezas están desechas, añade la maicena diluida en una cucharada de agua, revuelve con una cuchara de madera durante 2 minutos hasta que espese. Deja enfriar.

Presentación

  • Desmoldar la tarta sobre la fuente de servir y cúbrela con la compota de cerezas y algunas cerezas enteras con hueso.
Si te gustó, ¡Compártelo!

Deja un comentario

Menú de cierre