Pasos para una Baby Shower perfecta

Pasos para una Baby Shower perfecta

Baby Shower, ¿qué es?

El Baby Shower, o Fiesta del Bebé, se ha ido extendiendo por los países latinoamericanos y comienza a irrumpir con fuerza en España, tras hacerse muy popular en Estados Unidos.

Son fiestas donde pueden ir hombres y mujeres, jóvenes y no tan jóvenes, hacerse en la recta final del embarazo o después del parto, con comida o merienda, con lista de regalos o sin ellos… Pero los Baby Shower originales son un encuentro entre mujeres en una merienda informal al final del embarazo, en la que las invitadas agasajan a la mamá con regalitos para el pequeño.

Recuerda que también tienes aquí varias ideas para hacer una baby shower perfecta.

20 Ideas para Mesa Dulce Baby Shower

Vamos a daros los diez pasos para poder organizar vuestra propia Baby Shower o Fiesta del Bebé y que no os falte ni un solo detalle.

Embarazada

1.      ¿Quién tiene que organizarla?

Suele ser un familiar, amiga o compañera de trabajo de la futura madre, y que además sea un regalo, bien de ella o de varios en conjunto. Sería ideal que fuera una fiesta sorpresa, como en Latinoamérica o los Estados Unidos se hace debido a la gran aceptación de la misma, casi que es costumbre. No obstante, en España hay más tendencia a que los padres participen en la organización e incluso que la idea de celebrar la fiesta parta de ellos, pues al no haber tanta costumbre sin su autorización no se hace.

2.      ¿Cuándo hay que celebrarla?

La mayoría de los Baby Shower se celebran antes del nacimiento del bebé, por lo general de cuatro a ocho semanas antes de la fecha de término. Pero es perfectamente aceptable elegir una fecha que sea uno o dos meses después de que nazca el bebé. De hecho, los Baby Shower modernos evolucionaron a partir de los tés del siglo XIX que daban las señoras elegantes para celebrar el nacimiento de un niño. En aquella época, se suponía que las mujeres en “estado de buena esperanza” no debían aparecer en público, por lo que los Baby Shower se celebraban después de que naciera el bebé. Y en algunas culturas, siempre fue tradicional celebrarlo después, y no antes, del nacimiento de un nuevo bebé. No obstante, la idea es ayudar a la futura mamá a prepararse para la llegada del bebé, así que lo lógico es hacerla en la recta final de embarazo. Pero si se celebra después del parto los allegados podrán conocer así al recién nacido sin que los padres tengan que sufrir continuas visitas día tras día.

Merienda, comida, cena…

bebe en cama

Tanto en un caso como en otro, es bueno pensar en una merienda por la idoneidad de la hora. Además, como hemos dicho, esa fue la idea original de las primeras baby shower: una merienda de mujeres, a la hora del té.

Al establecer una fecha para un Baby Shower, lo primero que debes decidir es: antes o después de que nazca el bebé. Como los meses anteriores y posteriores al nacimiento de un bebé pueden ser frenéticos, asegúrate de hablar de la fecha con la futura mamá al comienzo del embarazo. Además de la pregunta de si antes o después del bebé, deben hablar de la hora y el día de la semana. Sábados y domingos son las opciones más populares, especialmente en la tarde. Pero los días de entre semana van bien para un Baby Shower con la gente del trabajo y pueden ser ideales para un café con la gente del vecindario.

Cuando dispongas establecer la fecha para el Baby Shower, no olvides comprobar el calendario por si coincide con festivos, vacaciones y eventos especiales que podrían provocar conflictos con la fecha deseada (o un partido de fútbol importante). Lo último que desearía es que todo el mundo esté afuera por las vacaciones de primavera o viendo la final de fútbol en la televisión cuando llegue el gran día.

Finalmente, recuerda que los bebés llegan cuando ellos quieren, así que es importante estar alerta para reprogramar el Baby Shower, si es necesario.

3.      ¿Quién debe asistir?

En un principio, y así fue la idea original y la más extendida, es que asistan solo mujeres, amigas de la madre, para hablar de pañales, biberones, y ellas eran las expertas. Pero ahora, asisten abuelos, tíos, primos, amigos…. y ¿porqué no? Si el papá quiere participar, ¡está en su derecho! Él también quiere festejar lo feliz que está con su próxima paternidad y los juegos son más divertidos ellos y ellas. Se suelen invitar a unas 20-25 personas, de las más allegadas.

4.      ¿Cómo debe ser la invitación?

Esto va a depender de quienes sean los que organicen el Baby Shower o la Fiesta del Bebé. Si lo organiza un familiar o amiga de la futura mamá, lo normal es que sea a escondidas de los padres y de boca en boca, para darles la sorpresa. Pero si los organizadores son los propios padres, lo ideal sería realizar tarjetas bien bonitas y entregarlas en mano a los invitados, que se vean bien especiales y únicas. También se pueden imprimir en una imprenta y echarlas al buzón, pero la tendencia hoy es realizar una invitación virtual y mandarla vía mail. Conviene enviarlas unas dos semanas antes del día de la celebración (para que los invitados tengan tiempo para reservar ese día) y deben incluir el lugar, día y hora, temática de la fiesta e instrucciones de cómo avisar si se va a acudir o no. Son más impáticas si es el bebé quien invita.

5.      ¿Qué hay que comer y beber?

mistartas.es

Todo depende del presupuesto del que se disponga. Los que organizan el Baby Shower pueden encargarse de elaborar todo ellos mismos o encargarlo a profesionales, como MisTartas.es, quienes pueden preparar una mesa dulce totalmente original y a gusto de todos. En Estados Unidos son muy

mesa dulce

comunes las fiestas en la que cada invitado lleva algún plato elaborado por él para compartir, pero si el bolsillo lo permite, es mejor encargarlo a MisTartas.es.

Nunca puede faltar, nunca, la mesa dulce, y que tiene que incluir, sí o sí, una tarta especialmente diseñada para el evento, e incluso, si ya se conoce cómo va a llamarse el bebé, con su nombre.

6.      Cómo es la decoración

decoracion baby shower

Va a depender del espacio de que dispongamos. No es igual la decoración de un baby shower en un salón pequeño de casa que en un jardín. Aunque pueda parecer extraño, cuanto más sencilla sea la decoración, más elegante. Utilizar la temática bebé ayuda a decorar la baby shower y a crear un ambiente divertido. Se suelen utilizar artículos relacionados con la más tierna infancia (chupetes, biberones, ositos…) y personajes de dibujos animados, como de Disney. Incluso se pueden hacer decoraciones vintage. Es bastante común que el color que se use para la decoración sea alusivo al sexo del bebé si se sabe con antelación. Y si mamá así lo quiere… ¿por qué no organizar una fiesta de pañales donde sean los protagonistas en decoración y regalos?

7.      ¿Y el entretenimiento?

Aquí os dejo un link donde podréis ver varios Juegos de baby shower, como adivina el tamaño de la panza, ¿cómo era yo de bebé?, concurso de biberones, ponle el chupete al bebé, ¡adivina qué estás comiendo!, juego del pañal sucio, y mucho otros juegos más.

Está claro que la madre no va a poder participar en todas las actividades, pero sí va a disfrutar y mucho de todo.

8.      ¿Hay fotos?

fotografoPor supuesto que sí, hay que inmortalizar ese momento. Normalmente se contrata a la par que la animación y es la empresa organizadora quien se encarga de llevar al fotógrafo. El problema está en que si le pedimos que esté toda la fiesta, el coste va a subir (como en una boda) y si solo está un rato, puede que nos perdamos la mejor instantánea de la fiesta porque en ese momento crucial ya se ha ido. Si el bolsillo lo permite, perfecto. Pero si uno quiere ahorrarse unos euritos… ¿por qué no pedir a esa amiga, prima o compañera de trabajo que hace unas fotos increíbles que haga de fotógrafa de eventos por un día? El mejor regalo que puede hacer a tu bebé.

9.      Cómo son los regalos para el bebé

regalos bebé

La mejor opción es que los padres opten por contratar una lista para el bebé en alguna tienda especializada. Como ocurre con la lista de bodas, así se aseguran de que no se repitan regalos ni verse obligados a revenderlos porque ¡no les gustan nada! Aunque aquí en España, aún no hay tradición. Suelen acudir invitados muy cercanos que conocen los gustos de los papás y sus necesidades, así que los futuros padres suelen dejar que les obsequien o no con algún detalle para el bebé. De todas formas el regalo no es obligatorio y con la presencia ya es suficiente. Son bien recibidos los pañales y toallitas húmedas a discreción, pero también la ropa para el pequeñín, la bolsa de paseo, la bañera…

10.      ¿Cómo agradecer la asistencia?

Según el presupuesto, se puede comprar algún detalle relacionado con la temática del bebé (una cajita alegórica con bombones dentro, un chupete de caramelo). Es adecuado que lleven una tarjeta con el nombre del bebé y la fecha en la que se celebró la Baby Shower. Otra idea es enviar después por correo una foto del grupo de invitados con la embarazada, tomada durante la fiesta, escribiendo al dorso un breve mensaje de gratitud.

5 mitos sobre los Baby Shower

Mito 1.      Los Baby Shower son solo para mujeres

Los Baby Shower son en definitiva una fiesta y por tanto, abierta a todo el mundo.  Suele invitarse a las personas más cercanas a los futuros padres. Como particularidad, también suele organizarla otra persona, por ejemplo un familiar, una gran amiga, etc. ¡Solo hay que tener ganas de disfrutar!

Mito 2.      Los Baby Shower se organizan solo entre madres

Los Baby Shower no son fiestas reservadas exclusivamente a las madres o futuras madres. En los Baby Shower puede participar todo el mundo: chicas, chicos, madres, abuelos, abuelas, tíos.

Mito 3.      Solo se realiza un Baby Shower por embarazo

En su origen, solo se organizaba un Baby Shower cuando nacía el primer hijo. La idea era regalar a la madre objetos que pudiera necesitar para la crianza del bebé. Se trata de celebrar el embarazo, la maternidad y, sobre todo, dar la bienvenida al bebé. Se suponía que el resto de hijos heredarían estos elementos: ropa, complementos, objetos de puericultura, etc.  Hoy día, el sentido de la fiesta no ha cambiado. Cada madre y padre pueden participar en los Baby Shower que deseen. ¡Sólo hay que tener ganas y tiempo!

Mito 4.      Los Baby Shower hay que celebrarlos en casa

Cada pareja, puede celebrar el Baby Shower donde considere oportuno. En los últimos años, organizar un Baby Shower en casa se ha convertido en una verdadera tendencia por diferentes razones. La decoración de los Baby Shower suele ser particular, personalizada e incluso ideada por las invitadas. Además, los Baby Shower incluyen una serie de juegos para los invitados. También se pueden celebrar en un local comercial o en un espacio familiar.

Mito 5.      Los juegos de los Baby Shower suelen ser aburridos

Esto también depende de la imaginación y creatividad de las personas que los organicen. Los juegos de los Baby Shower suelen estar relacionados con el bebé. Por ejemplo, los invitados tienen que adivinar si será niño o niña. También pueden ayudar a la pareja a escoger su nombre, si todavía no lo han decidido y así se organiza durante el embarazo.

Si te gustó, ¡Compártelo!

Deja un comentario

Cerrar menú